Prensa

Una invitación a jugar de Picnic

 

 

 

 

Por: Yanina Valdivieso Orozco

…………………………………………………………………………………………………………………………….

¿Cómo sería estar en una fiesta y ser el único invitado con los ojos vendados? ¿Ver proyectada la noche en que intentó confesar su amor o lo animaban a pronunciara las palabras “te amo”, sin éxito? ¿Qué sentiría si recrearan su deseo más profundo y la interpretación ajena terminara por convertirlo en una pesadilla? Usted podrá exorcizar cualquiera de éstas situaciones o sentimientos cotidianos, de nervios, histeria, alegría o vergüenza, cuando aquellos revivan frente a sus ojos en el Segundo Encuentro Internacional de Improvisación.

Éste miércoles 3 de octubre, a las 8 p.m. en el Teatro R101 de Bogotá, se inauguran cuatro días de funciones de improvisación teatral abiertas al público, con la participación de invitados internacionales y una variada oferta de formatos de juego. Éste año asisten representantes de Die Kaktussen de Alemania y Loose Moose Theatre de Canadá, con los grupos de improvisación Improtent de Noruega y por Colombia Picnic.

El grupo anfitrión es el nuevo proyecto de un par de antiguos integrantes y un miembro fundador de La Gata Impro y La Gata Cirko, compañías hermanas de circo contemporáneo e improvisación teatral que desde el año 1996 transforman las artes escénicas en Colombia y amplían su grupo de seguidores. La Gata Cirko acaba de ganar el Primer Premio de Creación de un Espectáculo de Gran Formato, el mayor reconocimiento para las artes escénicas en Colombia, otorgado por Instituto Distrital de las Artes- IDARTES y los teatros Jorge Eliécer Gaitán y Julio Mario Santo Domingo. El premio se otorgó para la producción  del espectáculo de circo contemporáneo Trópico Destino basado en el cuento “La feria de las mentiras” de  Manu Chao, que se estrenará en noviembre de 2012 con funciones  hasta 2013.

De la participación de La Gata impro en el Pulver Festival de 2004 (Oslo) y en el Primer Mundial de Improvisación que se llevó a cabo en Alemania en 2006 (paralelo al mundial de fútbol y con el mismo patrocinio de la FIFA), surge el intercambio internacional que hace posible éste Encuentro en Colombia. El Grupo Noruego Improtent recuerda la energía y fisicalidad del grupo colombiano, que entonces contrastó con su estilo conversador y listo. Los invitados no dudan en catalogar a La Gata impro como un referente de la improvisación en América Latina y afirman  haber aprendido a crear espacios y ampliar el lenguaje de su propia práctica desde que la conocieron. Ahora todos vienen a jugar con Picnic, el primo menor de Las Gatas que promete seguir los pasos en innovación y técnica, lo que convierte al Segundo Encuentro Internacional en una colaboración de escuelas en el arte de improvisar.

Picnic está conformado por Juan Felipe Ortiz, Daniel Orrantia, Camilo Rodríguez y Sebastian Rodríguez, quienes en 2011 ponen a andar un grupo de investigación y experimentación en Improvisación. El mismo año organizan lo que fue el primer encuentro internacional de Impro en Colombia, que se repite en 2012  gracias a su capacidad organizativa y poder de convocatoria. Ésta vez invitan bajo el ingenioso nombre de Picnic, pues a la improvisación, cada uno, jugadores y público, viene a compartir y trae lo que tiene para crear y contar historias.

El Segundo Encuentro Internacional de Improvisación inició con una serie de talleres que se llevaron a cabo con  lleno total y que abren paso a las funciones públicas de ésta semana. En la Improvisación el énfasis esta puesto en la narración colaborativa de historias. El reto es crear historias en el momento, complementar el hilo que inventa un jugador, construir situaciones y personajes a partir de la improvisación del otro. El buen teatro y la improvisación de calidad se entiende en cualquier idioma, explica Shawn Kinley de Loose Moose. Se trata se las relaciones que se construyen en el escenario, el teatro se trata siempre de las relaciones entre personas, complementa Nadine Antler de Die Kaktussen,. Así, aunque en las funciones del Segundo Encuentro Internacional los jugadores utilizarán una mezcla de inglés y español, basta con conocer el arte universal de contar historias y el lenguaje del cuerpo, los gestos, las muecas y el sonido,  para involucrarse.

El Árbol de los Deseos es la función inaugural y se trata de la única narrada enteramente en inglés. Los asistentes encontrarán un árbol en el lobby del teatro, donde deberán colgar pedazos de papel en los que hayan escrito sus  deseos. Los improvisadores honraran algunos de éstos deseos en el escenario o castigarán los impulsos de su público; recomiendan a los asistentes tener cuidado con lo que se desea,  porque se puede cumplir.

El jueves 4 de octubre hay una ronda de Teatro Deportivo, en que los jugadores agrupados en dos equipo, recrean escenas y el público vota por mejor historia. Un desfile de directores es la propuesta para el viernes 5. En Director’s Cut cada jugador propone y debe dirigir una escena entre sus compañeros, definiendo la historia, los personajes, la trama, el género de la película. Todos los participantes improvisan la primera escena de cada propuesta y el público escoge por eliminación la historia que el conjunto de improvisadores desarrollará en su totalidad. (Algunas personas recordaran éste juego de las primeras funciones de Picnic).

Para la clausura del Encuentro el sábado 6 de octubre, 16 improvisadores concursan por el título de Maestro. Los jugadores estarán numerados como en una maratón, dos o tres jueces escogen sus números al azar y así se conforma el equipo de improvisadores para cada escena. Al final de la noche se anuncia el Maestro, que  no se trata de un ganador como tal, sino de quien más puntos haya acumulado por haber participado en todas las buenas escenas de la noche.

Los concursos, los retos, son una excusa para la creación en grupo. Cuando se les pregunta por la Improvisación, Inguild Hangstad, Cathrine Frost Andersen y Camilla Frey de Improtent hablan de cometer errores, quebrar las estructuras mentales sobre lo que es correcto o incorrecto, para soltar el ego, tener una disposición juguetona, inventar con los compañeros de juego y hacer cosas nunca antes pensadas. Shawn describe la improvisación como una experiencia de riesgo y peligro; los jugadores se lanzan al abismo sin paracaídas y el público siente el vértigo. Para Nadine, en el contexto de un país acostumbrado a planear como su Alemania natal, la filosofía de la improvisación es no conocer lo que viene a continuación y disfrutarlo.

A veces lo que resulta es gracioso, a veces desastroso, dice Camilla, pero siempre es divertido. Para entretenerse y participar del Segundo Encuentro Internacional de Improvisación, usted solo tiene que estar ahí ésta semana, de picnic.